gris tormenta


Gris Tormenta es un taller editorial que imagina, edita y publica libros que reflexionan sobre la cultura y el pensamiento contemporáneo.

Más que descubrir nuevos autores, se proponen nuevas lecturas de textos existentes y nuevas discusiones sobre dudas inquietantes.



+ Colección Disertaciones + Colección Editor


+ Blog + Sobre la editorial + Contacto + Prensa + English

Una vocación de editor

Ignacio Echevarría


Entre el ensayo y la memoria, Echevarría nos ofrece una evocación panorámica de Claudio López Lamadrid como el prescriptor que representa el modelo más plausible de editor en el siglo XXI. Junto al prólogo de Emiliano Monge, este libro es un recorrido personal por los largos caminos de la literatura.

¿Cómo se convierte alguien en editor? ¿Cuál es el proceso por el que existe cualquier libro? Una vocación de editor narra ese camino de principio a fin a través de los impulsos y deseos que lo hacen posible, y transforma al editor, invisible por tradición, en el protagonista que se observa a sí mismo, haciendo evidente su relevancia en el mundo contemporáneo. Otros temas que se exploran en este volumen, comisionado por Gris Tormenta, son: la formación del criterio, los rasgos determinantes de una editorial independiente, las relaciones del español entre los diversos países, la relevancia del crítico en los mecanismos comerciales, los códigos de lectura de un editor y la relación con sus escritores.




Las posesiones

Una vocación de editor

Ignacio Echevarría


Un acercamiento personal a la figura y la labor editorial de Claudio López Lamadrid, lector y prescriptor entre dos siglos. Prólogo de Emiliano Monge



Las posesiones

Formato: 12 x 18 cm
Páginas: 136
Encuadernación: rústica con solapas
Colección: Editor
ISBN: 978-607-97866-8-7
Publicación: septiembre 2020

Leer extracto en Issuu / PDF

Proyecto apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.



Claudio sí me exigió: me pidió y me permitió que escribiera libros que de otro modo no me habría atrevido a escribir. —Rodrigo Fresán

Podía cruzar el Atlántico por un día para acudir a la presentación de un autor suyo. [...] Solo por haber editado a Foster Wallace, para mí ya era un héroe. —Leila Guerriero

La fuerza de su personalidad y el éxito de su ejemplo humanizaron con creces el rostro de la edición de los grandes grupos en nuestro idioma. [...] Decía que el de editor es el mejor oficio del mundo, y tenía razón. —Miguel Aguilar

Apostó tercamente por una serie de escritores que él admiraba más allá de que sus libros vendieran mucho o poco, de si escribían cuentos, novelas breves o narraciones larguísimas. Le importaba la literatura. —Jeremías Gamboa

La imagen clásica del editor como un intelectual ajeno al mundo y encerrado en su oficina rodeado de libros ya no existe. Hoy en día un editor tiene que defender sus elecciones, porque en un futuro muy cercano el editor va a ocupar el lugar que hasta ahora ocupaban las marcas de referencia. —Claudio López Lamadrid